EN GALICIA El Correo Gallego

Denuncian ante la valedora do Pobo "discriminación"en el acceso a nuevos fármacos contra el cáncer

Alertan que se "vulnera" la ley para la igualdad de acceso y "no hay transparencia" en el Sergas, ya que el uso depende de cada hospital

E.P. SANTIAGO  | 14.49h.

A- A+

Pacientes gallegos han denunciado este jueves ante la valedora do Pobo, Milagros Otero, "discriminación" y "desigualdad" en Galicia en el acceso a nuevos medicamentos oncológicos, lo que "vulnera" la ley que "dice que todos los pacientes tienen derecho" al mismo tratamiento en España, independientemente de cuál sea el centro hospitalario.

Así lo ha expuesto la portavoz de la Asociación de Usuarios do Servizo de Oncoloxía do Clínico de Santiago (AUSO CHUS), Montse Recalde, quien ha denunciado que "no existe transparencia" en Galicia "sobre cómo se está gestionando este proceso", pues tras solicitar información a las siete gerencias sanitarias de la Comunidad sobre el acceso a nuevos fármacos contra el cáncer solo obtuvieron una "no respuesta". Por ello, se han visto "forzados" a presentar una queja ante la valedora do Pobo para pedir su amparo.

En declaraciones a la prensa antes de reunirse con Milagros Otero, Recalde ha clamado por la "desigualdad" en el acceso a nuevos medicamentos como Abiraterona o el Regorafenib en función del centro hospitalario, lo que "vulnera el marco legal que existe tanto a nivel estatal como de Galicia". "Los médicos están tan desesperados como nosotros", expone, pues las gerencias sanitarias "son las que tienen la última palabra" para decidir si hay disponibilidad o no de un fármaco.

Al respecto, se ha referido al caso de Antonio, un paciente oncológico ya fallecido al que su especialista le había prescrito el uso de Regorafenib, pero no se le concedió en el hospital de Lugo, a pesar de que sí se suministró a otro afectado "en las mismas condiciones" en Santiago. De hecho, la Valedora del Pueblo estatal reprochó al Sergas haber negado este medicamento a este paciente. "Le dieron la razón, pero Antonio está muerto", ha lamentado Montse Recalde.

También ha puesto el ejemplo de otro caso, el de Manuel, al que "se le denegó" el suministro de Abiraterona en Santiago cuando en Lugo "se le estaba dando a otro paciente".

Por todo ello, el portavoz de SOS Sanidade Pública en Santiago de Compostela, José Dios, ha explicado que se presenta una "queja ante la valedora do Pobo por la discriminación que existe en la solicitud y en la recepción de medicamentos para el mismo proceso diagnóstico de cáncer", al tiempo que censura el "desprecio absoluto" de las contestaciones de las siete gerencias sanitarias del Sergas.

IMPEDIMENTOS

Y es que Montse Recalde critica que en España "existen una serie de impedimentos desde que se autoriza un medicamento en Europa hasta que llega a los usuarios", pues pasa "por una barrera en el Ministerio", "por otra en las comunidades autónomas" en las comisiones de farmacia y terapéuticas que aprueban "el uso de esos medicamentos en distintos tiempos", a lo que se unen "las barreras hospitalarias", ya que "cuando un medicamento no está aún aprobado, es el hospital el que decide o no si ese medicamento se dispensa individualmente a cada paciente".

Además, ve esta situación parecida a la que atraviesan pacientes de hepatitis C, si bien "la única diferencia es que no hay un medicamento que te cure el cáncer metastásico", pero "sí muchos medicamentos que te garantizan muchos meses o años más de vida" y "con calidad de vida".

Preguntada sobre a qué se deben estas diferencias en el acceso a tratamientos, Montse Recalde ha apuntado que "puede ser por la disponibilidad económica de cada hospital" o la "concesión por uso compasivo o no" de un tratamiento, si bien considera que "esto vulnera la ley", pues "no puede haber diferencias dentro del Sistema Nacional de Salud", "ni siquiera por comunidades autónomas".

Así, ha recordado que hay "determinados medicamentos" como "última opción terapéutica", para "garantizar la supervivencia, por lo menos a un corto o medio plazo del enfermo", por lo tanto, "si se deniega ese medicamento se quedan sin opción", que "fue lo que le pasó a Antonio, que no le dieron otra opción".

Junto a ello, Recalde habla del caso del fármaco T-DM1, usado para casos de cáncer metastásico de mama, que no fue aprobado para su uso en Galicia hasta "600 días" después de que la agencia europea le diese luz verde, por lo que llegó a la Comunidad en el pasado mes de diciembre de 2015, con "casi dos años de retraso". Sobre esto, reprocha que en el Sergas "no hay transparencia" para conocer cuál es uso de nuevos fármacos oncológicos.

"LAS DECISIONES POLÍTICAS" REPERCUTEN EN LAS VIDAS DE PACIENTES

De tal forma, José Dios ha remarcado que "las decisiones que se toman a nivel político tienen consecuencias", puesto que "los criterios economicistas" repercuten en "salvar la vida a un paciente".

Sobre este extremo, Dios ha recordado que la Fiscalía "está actuando" ante la negativa a dar una serie de medicamentos a enfermo de hepatitis C, mientas ha reprochado que la anterior ministra de Sanidad, Ana Mato, "sacó la vacuna de la tosferina" y se produjeron tres muertes, al igual que en el caso de la meningitis B. "No se puede ser tan fuerte con los débiles y tan débil con los fuertes", ha sentenciado.